EBOOK, PINCHAR EN "EXPAND" PARA LEER ONLINE

18/8/12

Para qué





Y para qué el recuerdo
la posesión feroz de un nombre
que desmenuzará la lluvia.

Para qué esa apetencia en la mirada
la obstinación de una herida
por engendrar al otro
            e ir sorbiendo su amargura.

Si ya el silencio
calla.

Si ya la luz
no
                                                                      te necesita.