EBOOK, PINCHAR EN "EXPAND" PARA LEER ONLINE

31/5/14

Lectura de Víktor Gómez Valentinos

¿Qué larva
teje un velo
en el paisaje del ser

y viste de ruinas
el entonces?

¿Qué irresistible
enjambre
en la herida?



Este poema de Inés Ramón pulsa esas cuerdas de la conciencia devenida en música y ardor. Elegía o canto brioso a la vida, el poema en este "Hallarse en la caída" viene con la solvente exposición de imágenes inusualmente descritas, viene dentro de una metáfora que estalla como breve e intensa tormenta de verano. El poema es un relámpago o un creciente aullido.
Incapaz de retirarme del retador verso cuya cita es con la más corajuda de las conciencias, la de un yo poético en clara lid por la dignidad y en clara resistencia al daño sistemático. Poesía de tú a tú, que reconocé en la caída una lealtad insobornable a la más amorosa de las articulaciones personales: las de la mujer que autónoma y lúcida opta por lo abatido y vulnerable y lo eleva a amado y amigo. En la caída, la sombra de los carroñeros no puede apagar la sed del canto, el agua de la tenacidad conciliadora y comunal, y en las grietas cultivadas del muro derruido no solo memoria y amor fluyen, también armonía entre presencia y ausencia, también la magia de las palabras que nos liberan de la ingratitud, la doma, el abandono....
Salve, poesía, que nos salve!


Víktor Gómez